Subirse al carro del 'e-commerce' | Exportcan - Agencia de Marketing Internacional3.0
En Exportcan le ayudamos a crecer, posicionarse y consolidarse de forma coherente en nuevos mercados por medio de las tecnologías
internacionalización, exportar internet, marketing 3.0, inbound marketing, posicionamiento, marketing digital
15417
single,single-post,postid-15417,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
blog_ecommerce

23 jun Subirse al carro del ‘e-commerce’

El comercio electrónico moverá en 2015 casi 15.000 millones de euros, en un mercado que las pymes deben de explotar

Casi 12 millones de compradores de los 27 millones de internautas que hay en España, siguen rompiendo barreras y aumentando sus gastos a través de internet, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Momentos dulces para el comercio electrónico cuando lleva cuatro trimestres consecutivos de crecimiento en España con porcentajes que alcanzan, en algunos casos, el 20% de subida. Y las razones son más que evidentes, pues con un nivel de inversión que no ha de ser demasiado grande se puede impactar a un gran número de personas de forma segmentada y en cualquier punto del planeta. Casi a cualquier hora del día y del año, los negocios abren ininterrumpidamente 24 x 7 x 365, en cualquier mercado objetivo, zona geográfica o país concreto que cuidadosamente se plantee abordar. Desde cualquier ciudad o pueblo del mundo se puede vender, comprar o promocionar un producto.

Las grandes empresas son grandes conocedoras de estas tendencias y cambios en los modos de consumo de los consumidores, y muchas han ido tomando posiciones en el sector y aprovechando lo que les ofrece internet con un gran despliegue, grandes inversiones y una serie de estrategias y acciones de marketing adaptadas a este canal. Pero cada vez son más las pequeñas y medianas empresas las que ayudadas por la tecnología se suben al carro del e-commerce plantándole cara con sus rivales de mayor tamaño con su especialización, cercanía al cliente y estrategias de marketing más cercanas y muchas veces mejor planteadas.

Un atisbo de esperanza para unas pymes que aún están bastante lejos de sus competidoras en otros mercados europeos, pero que se van poniendo las pilas a marchas forzadas, pues el mercado lo demanda, y los 15.000 millones de euros de facturación para el 2015 es un buen pastel para repartir entre todos o casi todos los que tomen parte del comercio electrónico.

Ahora bien, son muchos los que abren los ojos y aparentemente toman conciencia o se dan cuenta de la situación y de las posibilidades que se les brinda con el e-commerce e internet, pero pocos los que finalmente dan el paso para adaptarse o aprovechar el canal al máximo.

Incomprensiblemente, todavía un 28% de las empresas españolas ni siquiera tiene página web, aunque la mayoría disponga de internet.

Sólo en el 40% de las compraventas que se realizan en España, tienen el punto de venta y el de entrega dentro de nuestras fronteras, según el citado informe de la CNMC. Entre otras cosas, esto es debido a que ciertas multinacionales, aerolíneas y grandes empresas cuentan con sus domicilios fiscales en otros países; Pero lo más triste es que también se debe a que únicamente el 9,1% de las páginas webs españolas permiten realizar pagos on line. Este ínfimo porcentaje puede deberse a los miedos que tienen empresas pequeñas a sufrir un impago o a no poder entregar el producto en el tiempo acordado y tener que hacer frente a una reclamación, que en algunos casos desembocará en una pérdida de dinero. La solución a ese problema pasa por ir bien acompañado, con especialistas que conozcan bien el canal y sepan implementar una serie de herramientas que permitan ofrecer una mejor experiencia a sus usuarios y faciliten el proceso de compra.

Empresas como Exportcan se preocupan de trabajar directamente con el emprendedor o la pyme no solo para poner en marcha el proyecto o la tienda en internet, sino para que mejoren su comunicación con su público objetivo, potencien sus valores añadidos, resalten sus productos o servicios estrella y los orienten a aquellos mercados donde les interesa más vender. La inversión que las pymes deben hacer para poder competir no es elevada y el retorno de su inversión es fácilmente medible. Pues cuando en estos tiempos, con nociones básicas uno mismo se puede hacer su propia página web, lo difícil es lanzar el mensaje adecuado y que cale en el público objetivo allá donde esté ubicado, consiguiendo la confianza de esos potenciales clientes.

Orientar la comunicación para generar ventas en un mercado concreto y lograr posicionarse a nivel nacional o internacional es todo un reto que debe planificarse, requiere dedicación y trabajarlo con esmero.

Contacta ahora y te ayudamos